BANGLADESH. Bruselas hace acopio de cinismo y dice estar “muy preocupada” por la situación laboral

El Ejecutivo comunitario ha trasladado  su “honda preocupación” por los derechos de los trabajadores en Bangladesh. Y es que las malas condiciones de los edificios, las largas jornadas de trabajo y la aglomeración de personas en las fábricas son elementos que están muy presentes en los incidentes que provocan estos sucesos.

De hecho, según recogió la BBC en un reportaje, lo que sucedió en Rana Plaza en 2013 pudo evitarse: las empresas textiles no ordenaron el desalojo cuando se advirtió de la presencia de grietas. A raíz de estos problemas, la Comisión Europea ha asegurado que en las últimas fechas “ha aumentado su presión” sobre Bangladesh para que tome medidas “urgentes” para garantizar los derechos laborales.

Cecilia Malström, comisaria de Comercio, ha apuntado que las advertencias al país asiático ya se han lanzado. Según ha aseverado, los servicios de la Comisión y el Servicio Europeo de Acción Exterior han comunicado “muy claramente” al Gobierno de Bangladesh que “es necesario que este país adopte medidas urgentes y firmes”. Y con el fin de mejorar este escenario, la Unión Europea firmó un Pacto de Sostenibilidad con esta nación, aunque los resultados son dispares.

Sobre la responsabilidad de las multinacionales que lucran con la explotación y fuerzan (y compran) a las autoridades de Bangladesh, no dijeron ni palabra.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on RedditEmail this to someone

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*