ARABIA SAUDITA. Drogas e intrigas palaciegas en la corte de la monarquía amiga del imperialismo

Mohammed bin Nayef, una figura poderosa en el aparato de seguridad de Arabia Saudita durante las últimas dos décadas y el siguiente en la línea del trono, fue convocado para reunirse el martes 20 de junio con el rey Salman bin Abdulaziz en el cuarto piso del palacio real en La Meca.

Allí, según una fuente cercana a MbN -como se le conoce-, el rey le ordenó que diera un paso al costado en favor del hijo favorito del rey, Mohammed bin Salman. La razón: una adicción a las drogas estaba nublando el juicio de MbN.

“El rey se reunió con MbN. Ambos estaban solos en la habitación y le dijo: ‘Quiero que renuncies, no escuchaste el consejo de recibir tratamiento para tu adicción, que afecta peligrosamente a tus decisiones'”, dijo la fuente cercana a MbN.

Los nuevos detalles sobre el encuentro entre el monarca y MbN, que desencadenó el golpe de palacio de facto, ayudan a explicar los acontecimientos que están reformando el liderazgo del mayor exportador mundial de petróleo.

El rey se adelantó a una reunión del Consejo Político y de Seguridad. La cita debía comenzar a las 11 de la noche, pero pocas horas antes, MbN recibió lo que consideró una llamada telefónica de rutina de Mohammed bin Salman. Según la fuente cercana a MbN, Mohammed bin Salman le dijo a MbN que el monarca quería verlo.

En las horas que siguieron a la reunión en la que MbN fue despedido, el Consejo de Lealtad de la Casa de Saud, integrado por los miembros más importantes de la familia gobernante, fue informado de una carta escrita en nombre del rey.

Redactada por los asesores de palacio de MbS, dijo que MbN tenía una condición médica -adicción a los fármacos- y “llevamos más de dos años intentando persuadirle en vano para que busque tratamiento”.

“Debido a esta peligrosa situación, creemos que debe ser relevado de su cargo y que Mohammed bin Salman sea nombrado en su lugar”, dijo la fuente saudí cercana a MbN citando extractos de la carta.

La carta fue leída por teléfono a los miembros del Consejo, mientras que MbN era mantenido aislado en una habitación durante toda la noche, sin teléfono móvil ni contacto con sus ayudantes. Sus guardaespaldas de las unidades paramilitares de elite del Ministerio del Interior también fueron reemplazados.

Se envió a representantes donde los miembros del Consejo para obtener sus firmas. De los 34, firmaron todos menos tres. El golpe había funcionado.

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on RedditEmail this to someone

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*