Al Catedrático de derecho constitucional, Pérez Royo, le parece increíble la ignorancia del magistrado que ha impedido a Jordi Sánchez ser candidato a la Generalitat

Ignorancia inexcusable

Hay cosas que un Magistrado del Tribunal Supremo no puede no saber. No puede desconocer que España es una Monarquía Parlamentaria que es una forma de Democracia Parlamentaria y no puede desconocer cuál es la posición del Parlamento en esta forma política.

Y este desconocimiento es el que el Juez Pablo Llanera ha acreditado en el Auto dictado en el día de ayer mediante el que decidió no permitir que Jordi Sánchez acuda a la sesión de investidura en su condición de candidato designado por el President del Palament.

La Democracia Parlamentaria descansa en dos principios: el primero relativo a la residenciación del poder en el pueblo del que emanan los poderes del Estado y el segundo relativo a la cadena a través de la cual esa legitimación democrática se proyecta en la arquitectura constitucional, que se traduce en que solo hay un órgano que es portador de manera directa de la misma: el Parlamento. El poder reside en el pueblo, pero institucionalmente se proyecta en el Parlamento. “Las Cortes generales representan al pueblo español” dice el art. 66.1 CE. Es la única ocasión en que la Constitución pone en conexión directa al pueblo como titular del poder con un órgano constitucional. Los demás se conectan a través del Parlamento.

El Parlamento tiene que renovar su conexión con el pueblo como titular del poder cada cuatro años que es lo que dura una legislatura. Con cada renovación de la legitimación democrática, empieza una fase completamente nueva de la Democracia Parlamentaria. Las legislaturas no son vasos comunicantes, sino compartimentos estancos. El principio dediscontinuidad preside la vida parlamentaria. De ahí la numeración de las legislaturas.

Con cada renovación de la legitimidad democrática del Parlamento se tiene que proceder a la renovación de la legitimidad del Gobierno y del Poder Judicial. La renovación de la del Gobierno es explícita y visible: se produce mediante la investidura del Presidente. La renovación de la legitimación del poder judicial es implícita: la “sumisión al imperio de la ley” (art. 117.1 CE) se mantiene tal como está en el ordenamiento jurídico vigente en tanto las Cortes Generales no dedidan innovarlo. Las nuevas Cortes Generales hacen suyo el ordenamiento jurídico y renuevan su legitimación modificándolo o no modificándolo.

Esto vale exactamente igual para todas las Comunidades Autónomas, cuya fórmula parlamentaria es reproducción de la fórmula estatal.

En la Democracia Parlamentaria el Parlamento es el único órgano constitucional que tiene libertad. Es el único órgano que no “ejecuta” derecho, sino que “crea” derecho. Tiene el límite de la Constitución, pero no ejecuta la Constitución, sino que crea derecho libremente con dicho límite. Tiene, como dice el Tribunal Constitucional, “libertad de configuración”. Nadie más que él la tiene.

Y esta “libertad de configuración” se manifiesta antes que nada en la transmisión de la legitimidad democrática al Gobierno mediante la investidura del Presidente. Esa es la máxima expresión de la “libertad de configuración”. El Parlamento y únicamente el Parlamento, tras la celebración de una elecciones, puede decidir, con el límite que haya establecido la Constitución, cómo transmite la legitimidad democrática de la que es portador al Presidente del Gobierno.

Para las Comunidades Autónomas el limite que impone el bloque de la constitucionalidad es que el candidato propuesto por el Presidente del Parlamento para la investidura sea diputado y que no esté privado del ejercicio del derecho de sufragio. Mientras se respete este doble límite es imposible interferir desde el exterior del Parlamento en el proceso de investidura.

Lo contrario supone la negación del principio de legitimidad democrática, del principio de autonomía parlamentaria y del principio de división de poderes, además de la vulneración del derecho de sufragio pasivo del candidato propuesto y del derecho de sufragio activo de todos los ciudadanos catalanes que participaron en las elecciones el 21-D.

Resulta pavoroso que sea Magistrado del Tribunal Supremo un ciudadano que demuestra un desconocimiento tan escandaloso de los fundamentos en los que descansa la democracia parlamentaria española.

Cómo se puede y se debe reaccionar frente a este auto, lo veremos en el próximo artículo.

ara

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on Facebook
Facebook
Share on Google+
Google+
Tweet about this on Twitter
Twitter
Share on LinkedIn
Linkedin
Share on Reddit
Reddit
Email this to someone
email

9 comentarios

  1. ESE SEÑOR DEL SUPREMO SEGURAMENTE SABE LO QUE EL SEÑOR PEREZ ROYO LE SUPONE QUE NO PUEDE IGNORAR, LO QUE PASA ES QUE PARA SER MIEMBRO DEL SUPREMO EL MERITO Y LA CAPACIDAD PARA LLEGAR A Tan alta dignidad en el escalafon no consisten ni en saber mucho ni en ser muy capaces en la consecucion de la justicia, sino que lo que se prima es la fidelidad, el servilismo y el si bwana.
    yo siempre le reprocharé al señor perez royo que se jarte de escribir articulos basandose en terminos legales y en el derecho para denunciar algo que no tiene nada que ver absolutamente con el derecho como es todo lo que esta pasando con el ciento cincuenta y cinco por el culo te la hinco y con el soberanismo catalan y en defintiva con toda la represion de los catalanes, el catalanismo.
    antes terminaría perez royo si dijera que el juez se pasa la legalidad por el arco del triunfo y que se limita a obedecer al gobierno y a sentenciar lo que le dicen que tiene que sentenciar

  2. #Pesuro: para decir lo que tú quieres o crees que debes de escribir/decir ya estás tú.

    Quizás las cosas se puedan ver desde otros punto de vista. Y encima ser más eficaces y efectivos.

  3. apolonio:
    como se es mas efectivo es haciendo lo que han hecho esos quinientos y pico de juristas denunciando todo lo que hay que denunciar fuera de españa que es donde existe la justicia.
    todo lo demas es un brindis al sol y ganas de juntar letras porque a quienes va dirigida este articulo ya saben perfectamente lo que están haciendo y lo que están infringiendo, no hace falta que nos den una clase de constitucional, ni saber la constitucion pa darse cuenta de que va todo esto

  4. Linea de fuego

    Como se es mas efectivo es respetando el ángulo desde el que cada cual fija la crítica o la autocrítica, sin hacer comparaciones divergentes, sino al contrario transversales y unitarias contra la clase en lid que ocupa el proceso de producción.

  5. linea de fuego:
    pues yo sigo con la mia y diciendo que intentar con argumentos juridicos demostrar que actuaciones que no tienen nada que ver con el derecho sino que simplemente se parapetan en él pa darle una apariencia de legalidad es como intentar demostrar la INEXISTENCIA de dios con argumentos teologicos.

  6. Yo solo se que este juez, esta obstruyendo el derecho democratico en Catalunya de elegir libremente a un President , no imputado, pues no ha sido juzgado. Es esto prevaricacion? Salud y republica.

  7. Ulisex Cervantes

    Pues habiendo leído el artículo de Javier PÉREZ ROYO y algunos comentarios de esta página creo que hay que saber valorar el buen hacer del exRector de la Universidad de Sevilla. Ya que nos enseña bastante acerca de cómo se forja un magistrado ignorante en aquello mismo que es su oficio: eso por un lado. Y por otro nos muestra a las mil maravillas como ese mismo magistrado se salta las reglas de su oficio y se las pasa por el arco del medio de la entrepierna.

  8. ULISEX CERVANTES
    QUE CONSTE QUE MIS COMENTARIOS NO SUPONEN EN ABSOLUTO NINGUN DESMERECIMIENTO DE LA LABOR DE PEREZ ROYO, PROFESOR AL QUE ADMIRO Y SIEMPRE HE ADMIRADO Y DEL QUE CREO QUE SI SU EJEMPLO CUNDIERA, OTRO GALLO NOS CANTARIA. pERO CREO QUE ES TIEMPO Y MAS EN ESTE CASO DE OTRO TIPO DE DENUNCIAS Y DE ACCIONES Y NO LIMITARSE A COMENTAR DESDE EL PUNTO DE VISTA LEGAL UNAS ACTUACIONES QUE EL PROPIO JUEZ SABE QUE SOLO SE AJUSTARIAN EN TODO CASO CASO A LA LEY EN UNA APLICACION TORTICERA Y CON CALZADOR.

  9. Sanchita Panza

    No hay Derecho que se base ni en la Justicia ni en la lógica racional en el Reino Francobourbónico. Solo hay compadreo en este injusto e insufrible Establo de Derechas fasciosocioliberales.

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*