ADAY QUESADA. Mueren en menos de 15 días dos fiscales…¿una conspiración del temible servicio secreto ruso?

En el curso de las dos últimas semanas fallecieron por razones naturales dos fiscales estrechamente comprometidos con duras medidas judiciales en relación con el movimiento soberanista catalán.

El primero de ellos  fue José Manuel de la Maza, que ocupaba la jefatura de la Fiscalía General del Estado. El alto magistrado se caracterizaba por un acendrado conservadurismo ideológico y por estar en estrecha sintonía con las decisiones del gobierno del Partido Popular. Su pertinaz adscripción a las tesis gubernamentales lo habían llevado a ser  reprobado por el Parlamento. Durante un viaje a la República Argentina sufrió una infección generalizada que en un tiempo récord acabó con su vida. Era un hombre todavía relativamente joven. Tenía 67 años.

Apenas una semana y media después, el Fiscal Superior de Catalunya, José María Romero de Tejada, también considerado como un conservador consumado, murió cuando sólo contaba con 69 años, igualmente por serias complicaciones orgánicas que lo arrastraron a la tumba. Una neumonía que le afectó a ambos pulmones terminó complicándose de tal forma que le provocó un infarto fatal.

Se trataba de un fiscal claramente definido como “de derechas”, duro, y que pertenecía a la ultraconservadora Asociación de Fiscales. Como suele suceder en numerosísimos casos en la carrera judicial española, su padre ya había ejercido también de fiscal en Catalunya. El gobierno de la Generalitat había anunciado, antes de que se celebrara el polémico referéndum, que se iba a querellar en contra  de los dos fiscales hoy desaparecidos.

Dado  el ambiente conspiranoico que se ha desarrollado en torno a una hipotética y no explicada conjura rusa para “separar a Cataluña del Estado español”, no sería nada extraño que periódicos como El País, El Mundo y el fantasmagórico rotativo La Razón, que dirige el inefable Francisco Marhuenda, descubrieran uno de estos días que la desaparición física de ambos fiscales se ha debido a una intrincada y perversa conspiración de los temibles servicios secretos rusos.

La verdad es que para que la supuesta intriga asesina obtuviera el  eco que se merece en el complejo mediático celtibérico bastaría con que alguno de esos  desacreditados papeluchos impresos se prestara a darle publicidad a la“conspiración”. Tertulianos, comentaristas y constructores de opinión se encargarían posteriormente, como en los mejores tiempos de la dictadura, de rellenar el bulo con hipótesis abracadabrantes  que, proyectadas a través de la radio y la televisión, sirvieran de pasto a la indigencia política que desgraciadamente todavía domina en sectores diversos de la población española.

Es verdad que nuestra Brunete mediática es muy burda, tosca  y truculenta en sus invenciones. Pero sería un error despreciar el hecho de que, no obstante, cuenta  con afinadas herramientas tecnológicas que le permite  engañar a una parte nada despreciable del personal.

 

canarias-semanal.org

Lee y Comparte. Ayuda a que la contrainformación llegue a más personas.Share on FacebookShare on Google+Tweet about this on TwitterShare on LinkedInShare on RedditEmail this to someone

Comentar

Su dirección de correo electrónico no será publicada.Los campos necesarios están marcados *

*